Ahora Río Negro - Diario digital

Cerro Catedral, a confesión de partes, relevo de pruebas

25 de Agosto de 2018 a las 11:12hs. Leído 173 veces
Árbol de Pie Árbol de Pie
Asociación Civil

Leemos con estupor declaraciones tanto del presidente de la Nación como de uno de sus ministros, además de las del empresario responsable de la actual concesión del Cerro Catedral, en la noticia publicada en La Nación el 16 de agosto pasado: “La nueva obsesión de Macri: Desarrollar el esquí”, otorgando prebendas de las cuales no disfruta el común de los ciudadanos de nuestro país.

Y es sorprendente que sin ningún pudor estén hablando de reuniones con Parques Nacionales para “relajar ciertas restricciones que impone la Ley de Bosques”.

Decía el responsable de la empresa que contamina el agua del Cerro con combustible: "en vez de prohibir todo, que se revisen ciertos temas referidos al impacto ambiental”. Nosotros decimos que sí, que justamente, muchos temas tendrían que reverse en un Catedral que debió siempre tener pautas y controles mucho más severos para con el cuidado del ambiente, calidad del agua inclusive. Pero una historia de malas prácticas no exime a culpables actuales; el incremento de la contaminación por la empresa actual la convierte en co responsable absoluta de maltrato al ambiente y a Bariloche, sujeta a eventuales procesos penales por grave delito ambiental y reparación del daño causado. Tampoco está eximida la empresa de su deuda moral con la sociedad.

Es vergonzoso que pretendan violentar, además de la Ley 26331 de ordenamiento de los bosques nativos, la Ley General del Ambiente 25675, en particular en su Principio de Progresividad, ambas leyes de cumplimiento obligatorio y rango constitucional. Y por si fuera poco, nuestra Carta Orgánica Municipal, adhiere específicamente a los principios de dicha ley. Aquí, el responsable de la actual concesión del Cerro Catedral intenta asociarse al Estado proponiendo anteponer sus intereses económicos al cumplimiento de las normas ambientales y además parecería que propone también modificar a su conveniencia Leyes Provinciales, como la de Impacto Ambiental 3266 entre otras.

Sabemos que esta intención apunta no sólo al Cerro Catedral, sino también a los demás centros de esquí de nuestra región, donde las restricciones de las respectivas leyes de protección del bosque nativo imponen un freno a estos desarrollos en lugares de gran sensibilidad ambiental y que merecen la máxima categoría de protección.

Deberían agradecer que su actividad comercial se lleve a cabo en lugares privilegiados y por lo tanto, obedecer y respetar al máximo las limitaciones que les imponen las leyes, en lugar de buscar la complicidad de los organismos del Estado para “relajar” las restricciones.

Más aún, desembozadamente están declarando que los desarrollos inmobiliarios son el verdadero negocio de los centros de esquí, es decir, que no estábamos equivocados cuando decíamos que el interés de CAPSA está en las 70 ha de urbanización que pretenden llevar adelante en área restringida por la zonificación de la Ley de Bosques.

Esas 70 ha, regaladas de nuestro patrimonio, que CAPSA pretende para llevar adelante un millonario loteo, están en discusión únicamente porque se asocian a un centro de esquí que no hubiera sido posible con el conocimiento técnico actual que disponen las sociedades. Todos estos centros recreativos en montañas de Patagonia (es decir, sobre la cobertura aún orgánica del cerro, con bosques), se crearon con un sacrificio ambiental que hoy ningún pueblo comprometido con su futuro estaría dispuesto a aceptar, al menos para el desarrollo de un puñado de deportes de elite, por más supuestos beneficios económicos que prometan.

Difícilmente esta nota de vecinos dirigida a vecinos, vaya a sensibilizar a autoridades que ya vienen mostrando connivencia con los negociados para pocos. Esperamos, sin embargo, que pueda aportar elementos de juicio que les ayuden a entender por qué nos alarmamos tanto por la urbanización de un cerro que, por sus impactos, acarreará desastrosas consecuencias futuras para un enorme sector de Bariloche y el Parque Nacional circundantes.

Asociación Civil Árbol de Pie

Bariloche, 22 de agosto de 2018


Foto archivo.
Compartir columna

Comentarios

Otras columnas de Árbol de Pie
Gustavo Gennuso & Co. Ensanchando y profundizando grietas

21 de Marzo de 2018 La democracia moderna, desde la Revolución Francesa a la actualidad no es esa visión edulcorada y circunspecta que quieren imponernos estos tardíos demócratas neo-liberales. Argentina ha mostrado...
Árbol de Pie

Ver todas


Más columnas recientes
El camino se bifurca

05 de Noviembre de 2018 El camino del déficit fiscal cero es el correcto para la Argentina, ahora, desde la sociedad se ha colmado la capacidad contributiva y para terminar de alcanzarlo, el ajuste debe venir de la...

Lechería: ¿Futuro sin presente?

18 de Septiembre de 2018 CRA manifiesta su profunda preocupación, por el rumbo y los resultados en las reuniones de la Mesa de Competitividad Lechera Nacional. La posición de la Dirección Nacional de trabajar a futuro,...

¿Cuánto vale 1 kilo de tecnología?

10 de Septiembre de 2018 Son tiempos duros y de ajustes. En ocasiones semejantes, es importante valorar fines y medios, bienes y necesidades. No todo es un número, ni toda reducción de números es un ahorro. Y este juicio...

La sociedad de los políticos muertos

23 de Agosto de 2018 Así están los 38 senadores que votaron en contra de la legalización del aborto anoche en el Senado, muertos. Como los dinosaurios, que se extinguieron hace millones de años, porque nadie vive...

La mujer y sus derechos en Argentina

07 de Agosto de 2018 Mi postura y mi voto para este histórico 8 de agosto derivan de mi carácter de mujer y de madre, en primer lugar, y de política y representante del pueblo de mi Provincia en el segundo; desde la...

Ver todas

Noticias más leídas
Twitter



© 2015 AhoraRioNegro.com ~ Todos los derechos reservados Diseño y programación: BarilocheWeb.com.ar