Ahora Río Negro - Diario digital

¿"Ni arrodillados ni aislados"?

10 de Diciembre de 2016 a las 23:27hs.
Análisis Un año en el gobierno provincial
Compartir noticia

Hace un año el gobernador Alberto Weretilneck prestaba juramento ante la legislatura para dirigir los destinos de los rionegrinos por cuatro años. En un acalorado discurso decía: "No podemos vivir de espaldas a la Nación y pensar que con recursos públicos llevaremos adelante la Provincia; pero tampoco estableceremos políticas que le quiten derechos a los rionegrinos".

“Debemos abordar entre todos el Río Negro de los próximos 30 años. Tenemos que definir una política pública para las próximas tres décadas. Una Provincia pensada para las generaciones que vienen”, decía el Weretilneck en su primer discurso como gobernador electo. Si bien llevaba 4 años en el gobierno, esta asunción tenía gusto a Victoria.

Acompañado por el vicegobernador Pedro Pesatti, el Mandatario realizó su juramento y dio comienzo de este modo, a la gestión gubernamental 2015-2019.

En este marco, el Mandatario comenzó su discurso con una felicitación a todos los rionegrinos, “los rionegrinos defendieron sus intereses. Eligieron con inteligencia, pensando en su bienestar particular; lo que los enaltece y agiganta como ciudadanos”, sostuvo en esa oportunidad.

Un punto fuerte de su discurso fue el que sostuvo que “esta es una provincia previsible, sin sorpresas, ordenada y en paz; que crece. Tiene un Estado que equilibró sus finanzas, con un Estado presente, donde hoy no debemos preocuparnos por coyunturas ya resueltas. Se dejó de discutir cómo se abren las escuelas, se cierran los hospitales o cómo prevenimos la delincuencia”.

Un año después la provincia vive una crisis financiera preocupante, con endeudamiento para el pago de salarios, una crisis económica producida por la elevada inflación, la pérdida de puestos de trabajo y la permanente pérdida del poder adquisitivo que impacta de lleno en la población más vulnerable.

Mediante el decreto 968/2016 del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas, que llevaba la firma del presidente Mauricio Macri; del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del titular del Palacio de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, se informaba que según la norma, el gobierno que conduce Alberto Weretilneck “se ve impedido, en forma transitoria, de atender financieramente los compromisos más urgentes derivados de la ejecución de su presupuesto de gastos y amortización de deudas”.

El propio gobernador señaló días atrás que “todos los ministerios tienen su partida presupuestaria y con un fuerte déficit fiscal” y que el año próximo “son 2.800 millones de pesos lo que la provincia va a gastar de más en 2017, es lo que prevemos, y porque de no hacerlo la única alternativa sería un ajuste. Tendríamos que despedir empleados, dejar sin salud y sin educación a los rionegrinos. Y la verdad que preferimos tener un año de déficit antes que dejar a los rionegrinos sin las cosas que necesitan”.

Continuando con su discurso de apertura, Weretilneck señalaba que la provincia a pesar de tener la situación económica resuelta “esta provincia tiene cosas por mejorar, no nos satisface tener escuelas abiertas, queremos mejorar la calidad educativa. Queremos mejorar la atención en los hospitales. No nos alcanza que la Policía prevenga el delito, queremos que la fuerza de seguridad garantice mejorar la calidad de vida”, agregó.

En relación a la educación durante 2016 debió afrontar una serie de paros docentes, 8 días en dos meses, con una reforma educativa criticada por docentes, padres y alumnos. Una serie de escuelas debieron suspender las clases por la presencia de ratas o problemas edilicios que no llegaron a solucionarse.

La policía vivió el peor año con la desaparición y muerte de Lucas Muñoz, la intervención de la policía Barilochense y con una investigación que hasta hoy no llegó a ningún resultado.


Su discurso continúo con “todo lo que tenemos hoy no nos alcanza. Debemos abordar entre todos el Río Negro de los próximos 30 años. Tenemos que definir una política pública para las próximas tres décadas”.

“La convocatoria es a pensar, discutir, consensuar, planificar y diseñar los próximos 30 años de vida rionegrina, por lo que convoco para después de marzo, con el inicio de las sesiones Ordinarias de la Legislatura, a poner en marcha el Plan Estratégico rionegrino “Gobernador Eduardo Castello”.


En dicha sesión se creo el Instituto Autárquico para la Integración y Desarrollo, encargado de ejecutar el plan estratégico, que nunca funcionó y no tuvo presupuesto.

Asimismo en una parte de su discurso, convocó a las universidades, científicos, empresarios, comerciantes, trabajadores y jóvenes para “construir juntos los próximos 30 años de identidad rionegrina, donde se decidirán en conjunto cuáles serán las oportunidades, las fortalezas, debilidades y amenazas. Si no fuéramos capaces de dejarle a nuestros niños una provincia pensada para los desafíos que vienen, mal podríamos el día de mañana explicarles cuál fue el verdadero compromiso que tenemos como Gobernantes”.

Sin embargo cuando el presupuesto nacional recortaba recursos para Universidades y para el desarrollo científico no emitió declaraciones al respecto.

Por otra parte, remarcó con énfasis que “ni arrodillados ni aislados. No podemos vivir de espaldas a la Nación y pensar que con recursos públicos llevaremos adelante la Provincia; pero tampoco estableceremos políticas que le quiten derechos a los rionegrinos”.

“No somos una provincia que viva gracias a la Nación, no somos demandantes. Le damos a la Patria, producimos para la Nación, más del 15% de la energía eléctrica en nuestras represas, casi el 6% de los hidrocarburos, los minerales de la Región Sur, tecnología con nuestra empresa emblema INVAP, de las mejores ofertas turísticas del país y producimos alimento. El Río Negro de hoy le da todo a la Argentina, no pretendemos ser egoístas con todo lo que aportamos a la Nación. Profundizaremos el federalismo, profundizaremos y trabajaremos nuestra relación con todos los Estados Provinciales”.


Parece que la provincia si necesitaba a la Nación para funcionar ya que la crisis económica actual esta basada en la merma importante de recursos de origen federal, producto de la caída del consumo, que además repercute sobre la percepción del IVA, impacta en la reformulación del impuesto a las ganancias y la pérdida de ingresos proveniente de las retenciones. Todo esto afecta de manera negativa sobre las cuentas públicas. Y Río Negro no encuentra el rumbo.




Comentarios

Más noticias de Análisis
Un tercer Bariloche

Bariloche vivió ayer un momento histórico, dos paradigmas se cruzaron en una misma sala, por un lado los que sostienen que para que el Cerro Catedral siga siendo un lugar de élite, deben...

El grito de una movilización y las advertencias de los datos duros

​​Nuestras mayores catástrofes como Nación estuvieron precedidas de alarmas y avisos desatendidos. Sin duda, la movilización realizada el 21 de febrero es un muy elocuente llamado de...

Fiesta Nacional de la Manzana: identidad, producción y crisis

La diputada nacional, Maria Emilia Soria, realizó un análisis de la situación del sector frutícola en instancias de desarrollarse la Fiesta Nacional de la Manzana. "Hoy la producción frutícola...

El gobierno provincial perdió 100 millones de pesos en una operación financiera

El Centro de Estudios Patagonia (CEP) elaboró un nuevo informe sobre "El manejo de la deuda pública provincial y el desmanejo financiero" de la provincia de Río Negro. El reconocido economista...

"El enemigo Interno"

Hace una semana Bariloche amanecía con la confirmación de la muerte de Nafael Nahuel. El chico de 22 años, fue abatido por Prefectura en un intento de desalojo de la ocupación de Mascardi. No...

Noticias más leídas
Twitter
Columnistas



© 2015 AhoraRioNegro.com ~ Todos los derechos reservados Diseño y programación: BarilocheWeb.com.ar